Certificacion no es compliance.

Certificación no es Compliance al 100%

Recientemente he aprendido de que una certificación ISO para un  Sistema de Gestión, no necesariamente significa una garantía del cumplimiento del 100% con los resultados esperados, aun y que alguno de esos resultados fueran requisitos reglamentarios como podría ser el objetivo de los indicadores de desempeño en la protección del ambiente o los requisitos de calidad acordados con los clientes.

Específicamente lo que la IAF (international Auditing Forum)  la ISO han declarado acerca de lo que no se puede esperar de sus 2 normas estrellas en esta categoría como son la ISO 9001 de los sistemas para la gestión de la calidad y la ISO 14001 de los sistemas para la gestión de la protección ambiental, es lo siguiente…

Para la certificación acreditada por la norma ISO 9001

Qué es lo que NO significa una certificación acreditada bajo la norma  ISO 9001

1) Es importante reconocer que la norma ISO 9001 define los requisitos para el sistema de gestión de la calidad de una organización, no para sus productos.

La certificación acreditada que según ISO 900, un sistema de gestión de la calidad de una organización, debe brindar confianza en la capacidad de la organización para “proporcionar de forma consistente productos que cumplan con los requisitos legales y reglamentarios aplicables del cliente”, pero NO necesariamente asegura que la organización siempre logre el 100% de conformidad del producto, aunque esto debería ser un objetivo permanente.

2) La certificación acreditada ISO 9001 no implica que la organización proporcione una certificación superior del producto/servicio, ni que el producto mismo esté certificado como que cumple con los requisitos de una norma o especificación ISO (o cualquier otra).

Mientras que para la certificación acreditada por la norma ISO 14001

Qué es lo que NO significa una certificación acreditada bajo la norma  ISO 14001

1) ISO 14001 define los requisitos para el sistema de gestión ambiental de una organización, pero no define criterios específicos de desempeño ambiental.

2) La certificación acreditada según ISO 14001 brinda confianza en la capacidad de la organización para cumplir con su propia política ambiental, incluido el compromiso de cumplir con la legislación aplicable, prevenir la contaminación y mejorar continuamente su desempeño. No asegura que la organización actualmente esté logrando un desempeño ambiental óptimo.

3) El proceso de certificación acreditado ISO 14001 no incluye una auditoría completa de cumplimiento normativo y no puede garantizar que nunca se produzcan infracciones de los requisitos legales, aunque el cumplimiento legal completo siempre debe ser el objetivo de la organización.

4) La certificación acreditada según ISO 14001 no necesariamente indica que la organización podrá prevenir accidentes ambientales.

Si dejamos claro que la filosofía para desarrollo de las normas ISO está basada en los códigos para eliminar la barreras técnicas del comercio en los acuerdos del GATT de 1994, entenderemos porque estas normas y otras de sistemas de gestión están planteadas en esa forma, es decir sin ser estrictamente prescriptivo y dejando un enfoque amplio para garantizar que estas normas aseguren la preservación de los marcos de operación cumplan un mínimo de requisitos que los sistema de gestión deben cumplir para no ser una barrera tecnica al comercio pero a la vez normalizar bases equitativas para la seguridad en el intercambio de bienes y servicios

Continuando con la declaración de la IAF se pueden encontrar ciertas similaridades en cuanto a las definiciones de los alcances de estas normas, como se ve a continuación:

ISO 9001

Para el alcance de certificación definido, una organización con un sistema de gestión de calidad certificado proporciona constantemente productos que cumplen los requisitos legales y reglamentarios aplicables del cliente, y tiene como objetivo mejorar la satisfacción del cliente.

ISO 14001

Para el alcance de certificación definido, una organización con un sistema de gestión ambiental certificado está gestionando sus interacciones con el entorno y está demostrando su compromiso con:

A. Prevenir la contaminación.


B. Cumplir con los requisitos legales y de otro tipo.


C. Mejorar continuamente su sistema de gestión ambiental para lograr mejoras en su desempeño ambiental general

 

Estos elementos resaltados en los párrafos anteriores no son solo comunes entre estos 2 tipos de normas sino con otras normas de gestión certificables, estos cambios recientes como reflejados en el desarrollo de la estructura comun HLS anexo SL para las normas de gestion han enfatizado en la normalización del desempeño de los sistemas descartando un enfoque a reglas prescriptivas que o no terminan de cubrir hoyos en la operación de los sistemas de gestión o se transforman en barreras para el libre comercio.

En si como ya quedó claro, la certificación no garantiza 100% de compliance, tampoco 90, ni tampoco 80,  ni siquiera 50%,….sin embargo los candados de la ISO para que los Sistemas de Gestión certificados en sus normas se comprometan  a buscar esta meta de 100% de compliance es precisamente parte de los elementos clave de las nuevas versiones basadas en la estructura HLS anexo SL: La Mejora Continua, La Gestión por Procesos y el Pensamiento basado en Riesgos, estos conceptos combinados y si se aplican correctamente de acuerdo a los requerimientos de estas normas, apuntan a que las no conformidades se resuelvan, se mejore para evitar que recurran pero sobre todo se prevengan, de tal manera que se cumplan las expectativas de las partes interesadas y se maximice su satisfacción de forma continua y sostenible.

Asi que no tiren todo el esfuerzo e inversión que hayan hecho por certificar sus sistemas de gestión bajo una norma ISO y si están por emprender un proyecto de certificacion, no lo duden, que el presente artículo les sirva para reforzar los siguientes conceptos acerca de la certificación:

 

  • La certificación no es un fin, sino un medio para alcanzar la satisfacción de requerimientos regulatorios y la satisfacción de las partes interesadas, el fin último es compliance sostenible a traves de la eficacia y efectividad del sistema de gestion.

 

  • No se debe sobre vender la certificación como la cura mágica que transformará la organización en un ciudadano modelo que no solo cuida el ambiente y sus relaciones con sus vecinos sino que preserva su ecosistema y contribuye en forma ejemplar a sus comunidades, con una oferta de productos y servicios que no solo satisfacen las necesidades de sus clientes sino que los deleitan, que no solo se preocupa de cumplir con los mínimos de regulaciones sino que fomenta modelos de convivencia sostenibles que promueven el respeto por la diversidad y la pluralidad como un medio para generar bienestar, etc. La certificación en este sentido garantiza que los sistemas de gestión tienen los elemento para lograr estos altruistas objetivos y también el diferenciarse si así se lo propone en forma consistente.

 

  •  Por último debe considerarse que independientemente de la certificación de cada función individualizada como es  ahora se debe buscar una gestión integrada para generar sinergias y además garantizar equidad en las prioridades de cumplimiento.

 

Finalmente independientemente de los beneficios de certificarse o no,  cada complianceorganización debe de desarrollar su propia cultura orientada al COMPLIANCE, no porque es bueno sino es el deber ser de una organización, cumplir todas las regulaciones obligatorias y las que asuma para para satisfacer las expectativas de sus stakeholders

 

Esten pendientes, pronto estaremos publicando mas articulos sobre Compliance y los Sistemas de Gestion Integrados

 

CG